Apoyar la participación de Taiwán como observador en INTERPOL

Apoyar la participación de Taiwán como observador en INTERPOL

Las investigaciones criminales son a menudo batallas de cerebro y músculo y una carrera contra el tiempo. El tiempo no espera a nadie, ni tampoco el crimen. La cooperación entre las fuerzas asociadas en todo el mundo es esencial para que la policía pueda tomar medidas oportunas antes de que los sospechosos eludan su arresto y se pierdan las pruebas. Como parte de ello, el intercambio de información a tiempo es clave para combatir el crimen transnacional.

Sin embargo, debido a la exclusión de la República de China (Taiwán) de la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), solo se puede buscar indirectamente la información que se necesita con urgencia a través de la cooperación internacional.

A menudo, estas lamentables circunstancias proporcionan más tiempo para que el crimen transnacional aumente, lo que causa al mundo mayores pérdidas.

La  INTERPOL tiene como objetivo garantizar y promover la asistencia mutua más amplia posible entre todas las autoridades de policía criminal. Y para crear un mundo más seguro y sostenible, las autoridades policiales de Taiwán instan a  los países del mundo a seguir colaborando mutuamente en diversos aspectos dentro de los que destacan poder establecer un punto de contacto policial que permita una comunicación inmediata para facilitar los intercambios oportunos y las respuestas coordinadas de las partes relevantes en relación a delitos graves.

Crear mecanismos de denuncia con su agencia de supervisión financiera para detener rápidamente el flujo de criptomonedas y fondos ilícitos, prevenir el lavado de dinero y recuperar evidencias criminales (como datos personales, información de flujo de capital, comunicaciones de red y otra información), para detener y llevarlos ante la justicia de manera oportuna a los sospechosos.

Suscribir convenios de asistencia judicial recíproca y lucha conjunta contra el crimen; a través del intercambio de información, la investigación y la recopilación de pruebas, evitando así largos procedimientos legales y demoras.

Promover el consenso mutuo sobre cómo salvaguardar mejor la seguridad y fortalecer la coordinación pese a las diferencias entre los sistemas legales, incluyendo la definición de drogas y sustancias controladas.

Las autoridades policiales de Taiwán, siguen comprometidas a trabajar con el resto del mundo para luchar contra el crimen transnacional. Por eso invitamos a todos los países amigos a hablar a favor de Taiwán en la escena internacional y apoyar la participación de Taiwán en la INTERPOL.